marzo 25

Mordazas en lugar de mascarillas

Desde la gerencia de diversos centros hospitalarios se está “advirtiendo” sobre la difusión de información relacionada con el COVID-19, echando mano de forma claramente improcedente de la normativa sobre protección de datos de carácter personal.

Dichas advertencias varían en su redacción, pero tienen en común el hecho de utilizar la normativa sobre protección de datos como excusa para tratar de impedir la difusión de información relativa, no a los pacientes o profesionales concretos y sus datos personales, sino a las condiciones en que se están prestando los servicios sanitarios.

Las comunicaciones que se han conocido mezclan churras con merinas metiendo en el mismo saco tanto datos relativos a la salud de los pacientes y profesionales, que obviamente sí están comprendidos en el ámbito de la normativa sobre protección de datos, como otro tipo de información que, a todas luces, caen fuera de esa normativa. Igualmente se mezcla deberes genéricos de responsabilidad y prudencia con obligaciones impuestas legalmente. Con todo ello, hacen un totum revolutum, escondiendo una voluntad de censurar la información que resulta contraria a los derechos constituciones de libertad de expresión e información consagrados en el artículo 20 de nuestra Constitución, todavía vigente.

Así, en el caso de Barbastro, junto con los aludidos datos protegidos, se habla expresamente de datos de “organización/información sanitaria” y “cuestiones de organización interna de la empresa (centro de salud, hospital, etc…)” y que se pueden imponer multas de hasta 600.000 Euros.

La comunicación está redactada de una forma conscientemente confusa equiparando datos amparados por el Reglamento General de Protección de Datos con otros que no están en su ámbito de aplicación, como muestra esta frase: “los profesionales sanitarios deben evitar comunicar datos de salud [amparados] o de organización/información sanitaria [no amparados]…”

Más adelante, la comunicación hace una genérica llamada a la “responsabilidad y prudencia” para terminar indicando que el hecho de “compartir” información sobre cuestiones de organización interna “vulnera la normativa sobre protección de datos.”

Por otro lado, en Valencia se emplaza a todo el personal a que se abstenga de difundir información sobre “datos asistenciales”, indicando que la misma “queda reservada a las autoridades sanitarias.” La comunicación no aclara a qué se refiere con datos asistenciales, pero todo indica a que es información de la misma categoría a la que antes aludíamos: datos e informaciones de organización sanitaria.

Igualmente, esa “reserva” que hace la comunicación supone una restricción incompatible con la actual configuración del artículo 20 de la Constitución que no se ha visto limitado por el Real Decreto 463/2020 por el que se declara el Estado de alarma, cuya única previsión sobre la libertad de expresión e información es la que se contiene su art. 19 en cuya virtud “Los medios de comunicación social de titularidad pública y privada quedan obligados a la inserción de mensajes, anuncios y comunicaciones que las autoridades competentes delegadas, así como las administraciones autonómicas y locales, consideren necesario emitir.” Pero en modo alguno se limita la comunicación de informaciones veraces ni opiniones, como podría suceder si se declarara el estado de excepción, lo cual no debería suceder.

Es obvio que en la situación actual todos deberíamos actuar con responsabilidad y prudencia, y cada vez es más obvio que los primeros que han actuado de forma, cuanto menos, imprudente e irresponsable son los miembros del gobierno. Pero poner una mordaza en la boca de nuestros sufridos profesionales sanitarios y sus pacientes, en vez de las mascarillas que no han llegado a tiempo por la incompetencia, acaso premeditada, del gobierno, no parece que pueda contribuir sino a la deriva totalitaria que empieza a vislumbrarse en nuestro horizonte. El gobierno da la impresión de haber decidido que los profesionales sanitarios son uno de los enemigos contra los que hay que ir para no poner el peligro la implantación de sus falaces mantras, como el bulo de que se han contagiado fuera de los hospitales, consciente de que, al igual que los militares, seguirán prestando abnegadamente sus servicios superando cualquier adversidad.

Y la mayoría de la prensa, incluso la supuestamente más comprometida con la Libertad de Expresión e Información, está ya más preocupada por que le toque algo en la pedrea gubernamental que no por el oscuro horizonte se cierne sobre nuestras libertades.

Enlaces:

enero 28

Sobre la campaña “El tabaco ata y te mata”

El 9 de mayo de 2019, la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó el documento denominado “Líneas de actuación en tabaquismo 2019-2020”.

En las mencionadas líneas de actuación se daba cuenta de que el Ministerio de Sanidad había destinado una dotación de presupuestaria de 1 millón de euros para una campaña “orientada a la prevención en jóvenes del consumo de las formas novedosas de tabaco, como el tabaco calentado y el tabaco en pipas de agua, así como de otros productos relacionados como cigarrillos electrónicos”.

En agosto de 2019 y en el marco de dicho documento, se acordó llevar a cabo una campaña de prevención del tabaquismo por parte del Ministerio de Sanidad, que formalmente se efectuó entre el 6 y 19 de septiembre de 2019 bajo el lema “el tabaco ata y mata”, donde de forma obscena se equiparaban los cigarrillos electrónicos al consumo de tabaco, cuando lo cierto es que éstos no tienen tabaco.

Esta campaña provocó una fuerte reacción entre la comunidad de usuarios de vapeadores, poniendo de manifiesto que en realidad todo indicaba que, lejos de intentar mejorar la salud de los ciudadanos, la iniciativa iba encaminada a dar cobertura mediática a la inclusión de un medicamento para dejar de fumar, CHAMPIX, entre los financiados por la Sanidad Pública. Medicamento de dudosa eficacia y con graves efectos secundarios.

ANESVAP, la Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales, creó un grupo en Facebook para proponer y coordinar acciones. En el marco de esa iniciativa preparé un modelo de solicitud de cesación y rectificación de la campaña, conforme al art. 7 de la Ley 29/2005, de 29 de diciembre, de Publicidad y Comunicación Institucional y, a título personal, presente dicha solicitud, donde se agumentaba, en síntesis, que la campaña incumplía los requisitos de la Ley 29/2005 de Publicidad y Comunicación Institucional, por: 1.- contravenir el interés público (Art. 3.2) al demonizar el método que se ha revelado como el más eficaz para abandonar el tabaco; 2.- incumplir el principio de veracidad (art. 3.4), especialmente cuando considera el vapeo como una forma de consumo de tabaco; 3.- Transmitir en última instancia un mensaje contrario a los principios, valores y derechos constitucionales (art. 4), tales como el derecho a “recibir libremente información veraz” (art. 20 de la Constitución), “el derecho a la protección de la salud” (art. 43 de la Constitución) y la obligación contenida en el art. 103 de la Constitución de servir “con objetividad los intereses generales” y actuar de acuerdo con el principio, entre otros, de eficacia.

La solicitud fue rechazada por la Administración argumentando que la misma era extemporánea pues, formalmente, la campaña publicitaria finalizó el 19 de septiembre. Frente a esa decisión interpuse Recurso de Reposición, argumentando que, aunque formalmente la campaña hubiera finalizado, lo cierto es que sigue activa en Internet en numerosos medios públicos, como los siguientes:

  1. Canal del Ministerio de Sanidad en youtube: https://www.youtube.com/watch?v=60pvBPJKXO0
  2. Página web del Ministerio de Sanidad con materiales para la difusión de la campaña: https://www.mscbs.gob.es/campannas/campanas19/tabacoMata.htm
  3. Página de Facebook del Ministerio de Sanidad https://www.facebook.com/MinSanidad/videos/el-tabaco-ata-y-te-mata-en-todas-sus-formas-eltabacoataytemata/2271381826434182/
  4. Nota de prensa del Ministerio de Sanidad: https://www.mscbs.gob.es/gabinete/notasPrensa.do?id=4650
  5. Página de INJUVE donde se anima a colaborar en la difusión de la campaña con enlaces a los materiales promocionales de la web del Ministerio de Sanidad: http://www.injuve.es/convivencia-y-salud/noticia/el-tabaco-ata-y-te-mata-en-todas-sus-formas
  6. Página web de Radio Televisión Española http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/td1_tabaco_040919/5377984/

Como era de esperar, desafortunadamente, la Comisión desestima el recurso, enrocándose en la extemporaneidad de la solicitud, sin entrar a valorar en absoluto el fondo del asunto, cuando es evidente que la campaña sigue plenamente activa desplegando sus perniciosos efectos, favoreciendo a la industria tabaquera y al titular de una patente, próxima a caducar, sobre un fármaco de más que dudosa efectividad y que previsiblemente no haya reportado los beneficios económicos esperados.

En fin, así es como nuestros gobernantes se preocupan de la salud de los ciudadanos, facilitando que la gente siga enganchada al tabaco y que incluso aumente el número de adictos, aunque diciendo lo contrario, sin tener en cuenta la carga que supone para la Sanidad Pública y que implica la condena a una muerte segura de miles de ciudadanos; y todo ello, presumiblemente, para favorecer intereses privados.

diciembre 15

Clasificación de criptoactivos en Malta y Reino Unido

 

 

Legal framework of Cryptoassets in United Kingdom & Malta

(December 2019)

United Kingdom: Guidance on Cryptoassets[1]. Kinds of Unregulated tokens: those tokens that do not provide rights or obligations akin to specified investments (like shares, debt securities and e-money):

Name:

Exchange tokens

Utility Tokens

Security Tokens

Definition

Those types of cryptoasset that are usually decentralised and primarily used as a means of exchange. These tokens are sometimes known as ‘cryptocurrencies’, ‘crypto-coins’ or ‘payment tokens’.

These tokens are designed to provide limited or no rights for tokens holders, and there is usually not a single issuer to enforce rights against.

Those tokens that provide consumers with access to a current or prospective product or service and often grant rights similar to pre-payment vouchers.

Those tokens that provide rights and obligations akin to specified investments as set out in the RAO, including those that are financial instruments under MiFID II. For example, these tokens have characteristics which mean they are the same as or akin to traditional instruments like shares, debentures or units in a collective investment scheme.

i.e. those tokens which are specified investments, excluding e-money tokens are within the FSMA perimeter. E-money tokens are within the FSMA perimeter if issued by a credit institution, a credit union or a municipal bank, and are also regulated under the EMRs.

Financial services regulation

Exchange tokens currently fall outside the regulatory perimeter. This means that the

transferring, buying and selling of these tokens, including the commercial operation of cryptoasset exchanges for exchange tokens, are activities not currently regulated by the FCA

As utility tokens do not exhibit features that would make them the same as security tokens, they won’t be captured in the regulatory regime.

Warning: Tokens might be backed by financial assets, physical assets, or other cryptoassets.

These tokens may in certain circumstances be security tokens or e-money tokens, depending on among other things, the rights granted by such tokens, the nature of the underlying assets and other relevant arrangements. For example, while gold itself is not a specified investment, a token that gives token holders a right or interest to gold held by a token issuer, or rights to payments from profit or income generated from the holding, buying or selling of gold may in certain circumstances be a specified investment. For example this could be a unit in a collective investment scheme or a debt security.

Security tokens are the type of cryptoasset which falls within the regulatory perimeter.

However, the details depend on the type of specified investment.

AML regulation

Firms should note that 5AMLD will be transposed into UK law by 10 January 2020 to introduce AML requirements to certain cryptoasset activities:

• exchange services between one cryptoasset and another, or services allowing value transactions within one cryptoasset exchange or peer-to-peer exchange service provider

• cryptoasset Automated Teller Machines

• transfer of cryptoassets (In this context of cryptoassets, transfer means to conduct a transaction on behalf of another natural or legal person that moves a cryptoasset from one cryptoasset address or account to another)

• issuance of new cryptoassets, for example through ICOs

• the publication of open-source software (which includes, but is not limited to, noncustodian wallet software and other types of cryptoasset related software)

 

MALTA: Classes of Distributed ledger technologies (DLT) Assets according to VIRTUAL FINANCIAL ASSETS ACT[2]

Name:

Virtual/Utility tokens

Financial instruments

Electronic Money

Virtual Financial Asset (VFA)

Definition

A form of digital medium recordation whose  utility,  value  or  application  is  restricted  solely  to  theacquisition  of  goods  or  services,  either  solely  within  the  DLT platform on or in relation to which it was issued or within a limited network of DLT platforms

Provided that the term ”DLT platform” referred to in this definition shall exclude DLT exchanges

Provided further that a virtual token which is or may be converted into another DLT asset type shall be treated as the DLT asset type into which it is or may be converted

Instruments under the Second Schedule to the Investment Services Act[3] (Transferable Securities, Money Market Instruments, nits in collective investment schemes….)

Electronically,  including magnetically, stored monetary value as represented by a claim on the issuer which is issued on receipt of funds for the purpose of  making  payment  transactions  and  that  is  accepted  by  a person  other  than  the  financial  institutions  that  issued  the electronic money[4]

Any form of digital medium recordation that is used as a digital medium of exchange, unit of account, or store of value and that is not -(a)   electronic money;(b)   a financial instrument; or (c)   a virtual token;


OLDER OLDER 1 2 16 17