julio 6

Las ICOs (Initial Coin Offering) y sus implicaciones legales

Las denominadas ICOs, o Initial Coin Offering, que podemos traducir como “Oferta Inicial de Monedas”, suponen la última herramienta de moda surgida de la tecnología “blockchain” (cadena de bloques) que subyace a la mayoría de las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum. Una herramienta versátil susceptible de muchos y variados usos.

Su nombre evoca al de otras figuras ya conocidas, como las “Ofertas Públicas de Venta” (OPV), o Initial Public Offering (IPO) en inglés, pero como destaca ALEX PREUKSCHAT en su artículo “El gran casino de las ICOs en el ecosistema Blockchain”, las ICOs difieren bastante de las Initial Public Offering (IPO) y puede dar lugar a confusión, pues son una herramienta que permite muchas más posibilidades que la clásica OPV y en principio no supone convertirse en “dueño” de la empresa que esté detrás de la ICO.

Cuando una empresa hace una ICO, vende lo que se llama “tokens”, que podemos traducir por “fichas” y que William Mougayar, autor del libro ‘The business blockchain’, define como “una unidad de valor que una organización crea para gobernar su modelo de negocio y dar más poder a sus usuarios para interactuar con sus productos, al tiempo que facilita la distribución y reparto de beneficios entre todos sus accionistas”.

De esta manera el token funciona como una nueva moneda que usa la tecnología blockchain, fundamentalmente sobre el protocolo ethereum, para desarrollarse. Funciona como una moneda o unidad de valor, en el sentido que puede intercambiarse en el mercado y su valor fluctuar como cualquier otra moneda o activo, pero sus posibilidades son mucho mayores.

Antes de la adopción del dinero fiduciario actual, al que pueden asemejarse las criptomonedas clásicas como el bitcoin, los billetes no eran otra cosa que la promesa (contrato) de entrega de un determinado bien, el oro cuando se usó el sistema denominado “patrón oro”. Por tanto, el valor de la moneda dependía en gran medida del oro que la respaldara y la confianza en quien prometía su entrega.

Los tokens de las ICOs funcionan de forma un tanto parecida, pero, en vez de oro, prometen otra cosa. ¿Y qué es lo que prometen? Pues eso lo fija la persona o empresa que “vende” los tokens y, en la práctica, puede ser cualquier cosa. Como indica Cristina Carrascosa, “un token servirá para aquello que la persona u organización que lo diseñe y desarrolle decida. Los tokens admiten varias capas de valor en su interior, por lo que es quien lo diseña el que decide qué tiene dentro un token concreto” (Qué es un ‘token’ y para qué sirve).

En definitiva, el token es un contrato celebrado entre quien lo emite y quien lo compra a cambio de un precio, y ese contrato, soportado por la cadena de bloques (blockchain) tendrá el contenido que decida su emisor. Puede ser, por ejemplo, permitir el actual o futuro acceso a los productos y servicios de la compañía en condiciones más ventajosas que quien no tenga tokens, en cuyo caso la ICO podría funcionar como un sistema de crowfunding, pero con la diferencia de que al estar soportados en la cadena de bloques comparten las características del resto de monedas virtuales, como su fácil “negociabilidad” en el ecosistema blockchain, aunque el emisor de la ICO podría también limitar esta característica. El valor del token, así, dependería, o debería depender, de la promesa que contiene y de la confianza en quien lo promete.

Si visitamos las páginas web de las empresas que ofrecen ICOs todas tiene una estructura muy similar en cuanto a la documentación que ponen a disposición del público. Al igual que en los primeros años de la burbuja .com nadie iba por el mundo sin su flamante business plan, en las actuales ICOs no pueden faltar los “white paper”, “roadmap” ni la información sobre el equipo humano (con enlaces a linkedin). Adicionalmente, hay quienes cuentan, como la iniciativa https://ins.world/, con un contrato de compraventa o “token sale agreement”, donde se detallan las condiciones en las que se adquieren los tokens y los derechos que consiguen, pero no siempre existe este documento, por lo que muchas veces no se sabe a ciencia cierta qué es lo que se está comprando, más allá de lo fijado en los cada vez más estereotipados “white papers”.

El mercado de las ICOs, en octubre de 2017 llevaba captados más de 2.300 millones de dólares, en un periodo de tiempo muy reducido, por lo que ya se habla de la existencia de una gran burbuja en el sector, que tarde o temprano acabará pinchándose, según algunos, y que en cualquier caso ha despertado el interés de las autoridades.

Aunque no es su único uso, al poder usarse como un mecanismo de captación de ahorro, En españa la CNMV está analizando el fenómeno de las ICO, por si estas iniciativas entran dentro de su ámbito competencial, como han determinado otras entidades regulatorias que están empezando a dictar normas sobre las ICOs.

Actualización 20/9/2018. La CNMV publica un nuevo documento sobre “Criterios en relación con las ICOs”. http://cnmv.es/DocPortal/Fintech/CriteriosICOs.pdf

Actualización 6/7/2018. La CNMV se pronuncia sobre diversas cuestiones relacionadas con las criptomonedas, como por ejemplo las plataformas de negociación “exchanges”.

Actualización 8/2/2018. 

Actualización 16/11/2017: La CNMV y la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) ha emitido un comunicado alertando a inversores sobre el riesgo de las ICOs, considerando que algunas han de tener la consideración de instrumentos financieros, por lo que se debe cumplir con la normativa referida a actividades de inversión reguladas, destacando:

  • Directiva sobre folletos
  • Directiva sobre mercados de instrumentos financieros(MiFID)
  • Directiva sobre gestores de fondos de inversión alternativa (AIFMD); y
  • Cuarta Directiva anti-blanqueo de capitales

La CNMV sugiere a quienes quieran invertir en ICOs la posibilidad de ponerse en contacto la CNMV para resolver eventuales dudas. Una forma cómoda de tener registradas así las ICOs que operen en España.

Por otro lado, se hace la misma sugerencia a los promotores de ICOs, para ponerse en contacto con la CNMV a través de su Portal FinTech.

La Comisión de Mercados y Valores de los Estados Unidos (SEC) indicó que la oferta y venta de estos productos podrían “estar sujetas a los requerimientos de las leyes federales de valores” y que es necesario analizar caso por caso, de forma que si implican una retribución vía dividendos futuros, deben ser tratadas como un instrumento financiero y recientemente ha presentado cargos contra dos ICOs supuestamente fraudulentas.

Actualización 7/11/2017. Primera demanda colectiva por ofrecimiento y venta de valores no autorizados contra los fundadores y promotores del proyecto de blockchain de Tezo.

Las autoridades canadienses, por su parte, también tomaron una postura similar, expresando que en “muchos casos (…) las monedas/fichas deberían ser consideradas o calificadas como valores.”

Actualización 25/10/2017. La Comisión de Valores de Ontario (OSC, por sus siglas en inglés) ha autorizado expresamente una ICO organizada por Token Funder, que verá la luz el próximo mes, mediante su decisión de fecha 23 de octubre.

Mientras, en China se han prohibido, pues las autoridades consideran que muchas veces están vinculadas con             actividades ilícitas, como el blanqueo de capitales, o directamente suponen fraudes financieros o estafas piramidales. La SFC, oficina gubernamental que actúa como reguladora financiera de Hong Kong, también ha anunciado que aquellas fichas emitidas a través del esquema Initial Coin Offering (ICO) podrían llevar la calificación de valores.

Por tanto, quienes se planteen hacer una ICO y vender tokens deben adoptar algunas precauciones, mientras se concreta su régimen legal.

En primer lugar, dado que muchas ICOs se encuentran referidas a productos o servicios de inversión o vinculados con actividades de captación de fondos o ahorro, debe evitarse el riesgo de que la iniciativa pueda ser calificada como estafa piramidal u otro tipo de estafa financiera, dadas las graves consecuencias penales que ello puede implicar. Para ello es fundamental una clara, concisa y comprensible  redacción del acuerdo o contrato de venta de los tokens, de forma que el comprador sea plenamente consciente del activo que está adquiriendo.

Si los servicios o productos incluidos en el token implican actividades cercanas a los servicios financieros, sería conveniente cumplir la normativa sobre prevención de blanqueo de capitales y estar pendientes de las decisiones de las autoridades, por si al final resulta de aplicación a la actividad normas específicas de servicios financieros, como Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios de pago o si la CNMV u otra entidad regulatoria establece normas particulares sobre estos productos.

En cualquier caso, y al margen del marketing de los “white papers” o “roadmaps”, prestar una especial atención al contrato de venta de los tokens, para que quede claro qué es lo que se adquiere y en qué condiciones.

Estaremos pendiente de la evolución de esta figura que está llamada a revolucionar, fundamentalmente, el sistema de financiación de iniciativas nuevas, pero que supone una herramienta que va mucho más allá cuyas posibilidades apenas se intuyen todavía.

Enlaces para ampliar información:

Si te ha parecido interesante este artículo puedes colaborar y aprender sobre bitcoin y Lightning network con bottle.li

abril 18

Hacienda requiere información sobre criptomonedas

Hace unas semanas se hizo público que la Agencia Tributaria estaba requiriendo a unas 60 empresas información sobre las operaciones realizadas con criptomonedas y ya están analizando la información que se está obteniendo con estos requerimientos. Nosotros hemos sido uno de los agraciados con esta pedrea y hemos recibido el correspondiente requerimiento del que a continuación transcribimos la parte principal:

**En relación con la actividad económica que desarrolla, se le requiere para que:

  • Informen del porcentaje de su facturación que ha sido abonado en criptomonedas en los años 2015, 2016 y 2017 (diferenciado por el tipo de criptomoneda recibida).
  • Remitan copia de las facturas y de tiquets o facturas simplificadas de los productos abonados con criptomonedas, y del soporte documental de la realización del pago)
  • Realicen la identificación de la dirección o código público de la empresa y del cliente que ha realizado los pagos con este tipo de moneda.
  • Criterios establecidos para su contabilización y para fijar el tipo de cambio.
  • Cómo reciben las criptomonedas. Si la entidad se queda con ellas o se desprende de las mismas inmediatamente.
  • Identificación de otras operaciones que pudiera realizar la empresa con criptomonedas (fecha, importe, dirección o código público de la contraparte o identificación de la casa de cambio y si la operación se ha realizado por transferencia, tarjeta, teléfono, etc.).

El formato de la documentación deberá ser remitida del siguiente modo:

  • El de la copia de la documentación solicitada será en PDF o en formato similar, de forma que el fichero pueda ser trabajado sin necesidad de reconocimiento óptico de los caracteres
  • En del detalle de las operaciones, el formato de remisión de estos datos preferiblemente será en ficheros TXT sirviendo además cualquier formato de base de datos u hoja de cálculo (DBASE, ACCESS, EXCEL, Open Office etc).
  • Para la contestación de cualquier otro tipo de cuestiones podrá utilizarse PDF, Word o cualquier editor de textos.

Si el contribuyente lo desea puede comprimir los mismos mediante herramientas de uso común como ZIP,7Z, ARJ etc. a fin de reducir el tamaño de los ficheros pudiendo si lo desea agrupar uno o varios en un mismo fichero comprimido.

Si te ha parecido interesante este artículo puedes colaborar y aprender sobre bitcoin y Lightning network con bottle.li

abril 22

BITCOINS. IVA y normativa sobre servicios de pago y blanqueo de capitales

Poco a poco se van despejando algunas de las dudas que se ciernen sobre los negocios relacionados con Bitcoins.

Recientemente, gracias a Alejandro Gómez de la Cruz hemos tenido conocimiento de la Resolución de la Dirección General de Tributos por la que se responde a la consulta vinculante nº V1029-15. En dicha Resolución, de una importancia capital para los empresarios relacionados con las monedas virtuales, se llega a afirmar que las transmisiones de bitcoins son operaciones exentas de IVA, al constituir estos “efectos comerciales” que actúan como “medios de pago.”

Es decir, el Bitcoin no está sujeto a IVA por ser un “medio de pago”. De esta conclusión puede extraerse dos noticias, una buena y otra mala.

La buena está detallada en el artículo enlazado: la compraventa (transmisión) de Bitcoins no está sujeta a IVA.

La mala es que al calificar como “medio de pago” a la moneda virtual, pueda resultar de aplicación la normativa financiera, como por ejemplo, la Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios de pago, que impone unos farragosos requisitos a los negocios que entran dentro de su ámbito de aplicación.

Como se indica en la respuesta a la consulta, ni la Directiva ni la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido definen el concepto de «otros efectos comerciales» u «otras órdenes de pagos», pero en esta consulta, la Administración Tributaria se decanta por considerar a los bitcoins como “medio de pago” o incluso como “instrumento de pago”, al menos en lo que concierne a la aplicación del IVA.

En la respuesta se indica, citando resoluciones de la Unión Europea, que el concepto “otros efectos comerciales” del artículo 135.1.d) de la Directiva 2006/112/CE está íntimamente ligado al de “instrumentos de pago” y que el bitcoin actúa como un medio de pago por lo que se encuentra exento del impuesto.

En fin, tenemos una confusa nube de etiquetas que sobrevuelan el Bitcoin (medio de pago, instrumento de pago, órdenes de pago, efecto comercial) y que pueden entrar dentro del ámbito de aplicación de la normativa sobre valores y servicios de pago.

Así, por ejemplo, la mencionada Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios de pago, incluye en su ámbito de aplicación la emisión y adquisición de instrumentos de pago o la ejecución de operaciones de pago y el reglamento que desarrolla esta Ley impone a las entidades de pago numerosos requisitos como, por ejemplo, tener un capital social mínimo de entre 20.000 y 125.000 Euros y contar con unos elevados recursos propios.

Por tanto, esta resolución de Hacienda, que exime de IVA al Bitcoin por considerarlo una suerte de instrumento financiero, pone ahora la pelota en el tejado de las autoridades monetarias que deberán especificar el régimen al que quedan sometidas las empresas que trabajen con este particular “medio de pago” y para ello lo ideal sería que se usara la tipificación de actores que se mencionaba en el informe del Banco Central Europeo de febrero de 2015.

 

* Actualización 11/1/2019. Informe de la Autoridad Bancaria Europea sobre Cripto-activos: https://eba.europa.eu/documents/10180/2545547/EBA+Report+on+crypto+assets.pdf Resumen de las conclusiones:

  • Parece (no se sostiene expresamente) que algunos (no todos) cripto-activos y actividades relacionadas están fuera del ámbito de las normas europeas sobre servicios financieros.
  • La aparición de enfoques divergentes en el seno de la Unión podría plantear riesgos para la igualdad de condiciones y, por tanto, el establecimiento un marco regulatorio a nivel de la Unión puede estar justificado.
  • Recomienda estudiar la aplicación de la normativa sobre blanqueo de capitales y prevención del terrorismo a los cripto-activos.

* Actualización 6/7/2016. Bruselas pretende que resulte de aplicación la normativa sobre la prevención del blanqueo de capitales.

– Artículo de Expansión.

– Proyecto de reforma de la Directiva sobre blanqueo de capitales.

* Actualización 26/10/2015. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea confirma la exención de IVA en la compraventa de bitcoins en el asunto C-264/14, Skatteverket / David Hedqvist.

Nota de prensa del Tribunal.

Conclusiones del Abogado General.

– Artículo El Confidencial.

Artículo Tallerdederechos.com, por Javier González Granado.

Si te ha parecido interesante este artículo puedes colaborar y aprender sobre bitcoin y Lightning network con bottle.li

abril 21

El informe del Ministerio de Hacienda británico sobre las monedas digitales y bitcoins

El Ministerio de Hacienda del Reino Unido (Her Majesty’s Treasury) ha hecho público un informe sobre las monedas digitales emitido en respuesta a una petición pública de información que había efectuado.

El informe no ha sido acogido de forma unánime por los empresarios y usuarios relacionados con el bitcoin y las monedas digitales, pues es cierto que contiene previsiones un tanto inquietantes.

El trabajo se sitúa en la misma línea que el anterior informe emitido por el Banco Central Europeo, pero si acaso parece ir un poco más allá en sus conclusiones.

Tras reconocer en abstracto las ventajas de la tecnología que subyace a estas monedas, el informe subraya que el Gobierno, en respuesta a la situación actual, tiene la intención de aplicar la normativa sobre blanqueo de capitales a los intercambios de moneda digital, para promover la innovación y la protección contra la utilización criminal, de forma que se prevén consultas para llevarlo a acabo.

“In response, the government intends to apply anti-money laundering regulation to digital currency exchanges, to support innovation and prevent criminal use. The government is committing to a full consultation on the proposed regulatory approach early in the next Parliament. The consultation will seek views and evidence on key questions including how antimoney laundering regulation should be applied to the digital currencies sector, the scope of the regulatory perimeter and the identity of the regulator.”

Y adelanta el objetivo de la regulación que se avecina: identificar y procesar a la actividad delictiva relacionada con las monedas digitales, incluyendo la posibilidad de embargar y decomisar fondos de divisas digitales donde las transacciones se efectúen con fines delictivos.

“As part of the consultation on the proposed regulatory approach, the government will look at how to ensure that law enforcement bodies have effective skills, tools and legislation to identify and prosecute criminal activity relating to digital currencies, including the ability to seize and confiscate digital currency funds where transactions are for criminal purposes.”

A estos efectos, se hace especial hincapié en que las monedas digitales tienen riesgos para el blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.

“The Financial Action Task Force (FATF) has noted the legitimate uses of digital currencies, and identified characteristics of digital currencies that present potential anti-money laundering and counter-terrorist financing risks.”

El informe acaba refiriéndose a un trabajo hecho público en febrero por el Banco de Inglaterra, donde se indica que en su agenda de investigación está la posibilidad de creación de monedas virtuales por parte de los bancos centrales.

“the Bank of England announced it will undertake research on central bank-issued digital currencies as part of its new research agenda. This work covers the potential costs and benefits of doing so as well as the economic impact, technological requirements and necessary regulations for a central bank-run system.”