enero 28

Sobre la campaña “El tabaco ata y te mata”

El 9 de mayo de 2019, la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó el documento denominado “Líneas de actuación en tabaquismo 2019-2020”.

En las mencionadas líneas de actuación se daba cuenta de que el Ministerio de Sanidad había destinado una dotación de presupuestaria de 1 millón de euros para una campaña “orientada a la prevención en jóvenes del consumo de las formas novedosas de tabaco, como el tabaco calentado y el tabaco en pipas de agua, así como de otros productos relacionados como cigarrillos electrónicos”.

En agosto de 2019 y en el marco de dicho documento, se acordó llevar a cabo una campaña de prevención del tabaquismo por parte del Ministerio de Sanidad, que formalmente se efectuó entre el 6 y 19 de septiembre de 2019 bajo el lema “el tabaco ata y mata”, donde de forma obscena se equiparaban los cigarrillos electrónicos al consumo de tabaco, cuando lo cierto es que éstos no tienen tabaco.

Esta campaña provocó una fuerte reacción entre la comunidad de usuarios de vapeadores, poniendo de manifiesto que en realidad todo indicaba que, lejos de intentar mejorar la salud de los ciudadanos, la iniciativa iba encaminada a dar cobertura mediática a la inclusión de un medicamento para dejar de fumar, CHAMPIX, entre los financiados por la Sanidad Pública. Medicamento de dudosa eficacia y con graves efectos secundarios.

ANESVAP, la Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales, creó un grupo en Facebook para proponer y coordinar acciones. En el marco de esa iniciativa preparé un modelo de solicitud de cesación y rectificación de la campaña, conforme al art. 7 de la Ley 29/2005, de 29 de diciembre, de Publicidad y Comunicación Institucional y, a título personal, presente dicha solicitud, donde se agumentaba, en síntesis, que la campaña incumplía los requisitos de la Ley 29/2005 de Publicidad y Comunicación Institucional, por: 1.- contravenir el interés público (Art. 3.2) al demonizar el método que se ha revelado como el más eficaz para abandonar el tabaco; 2.- incumplir el principio de veracidad (art. 3.4), especialmente cuando considera el vapeo como una forma de consumo de tabaco; 3.- Transmitir en última instancia un mensaje contrario a los principios, valores y derechos constitucionales (art. 4), tales como el derecho a “recibir libremente información veraz” (art. 20 de la Constitución), “el derecho a la protección de la salud” (art. 43 de la Constitución) y la obligación contenida en el art. 103 de la Constitución de servir “con objetividad los intereses generales” y actuar de acuerdo con el principio, entre otros, de eficacia.

La solicitud fue rechazada por la Administración argumentando que la misma era extemporánea pues, formalmente, la campaña publicitaria finalizó el 19 de septiembre. Frente a esa decisión interpuse Recurso de Reposición, argumentando que, aunque formalmente la campaña hubiera finalizado, lo cierto es que sigue activa en Internet en numerosos medios públicos, como los siguientes:

  1. Canal del Ministerio de Sanidad en youtube: https://www.youtube.com/watch?v=60pvBPJKXO0
  2. Página web del Ministerio de Sanidad con materiales para la difusión de la campaña: https://www.mscbs.gob.es/campannas/campanas19/tabacoMata.htm
  3. Página de Facebook del Ministerio de Sanidad https://www.facebook.com/MinSanidad/videos/el-tabaco-ata-y-te-mata-en-todas-sus-formas-eltabacoataytemata/2271381826434182/
  4. Nota de prensa del Ministerio de Sanidad: https://www.mscbs.gob.es/gabinete/notasPrensa.do?id=4650
  5. Página de INJUVE donde se anima a colaborar en la difusión de la campaña con enlaces a los materiales promocionales de la web del Ministerio de Sanidad: http://www.injuve.es/convivencia-y-salud/noticia/el-tabaco-ata-y-te-mata-en-todas-sus-formas
  6. Página web de Radio Televisión Española http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/td1_tabaco_040919/5377984/

Como era de esperar, desafortunadamente, la Comisión desestima el recurso, enrocándose en la extemporaneidad de la solicitud, sin entrar a valorar en absoluto el fondo del asunto, cuando es evidente que la campaña sigue plenamente activa desplegando sus perniciosos efectos, favoreciendo a la industria tabaquera y al titular de una patente, próxima a caducar, sobre un fármaco de más que dudosa efectividad y que previsiblemente no haya reportado los beneficios económicos esperados.

En fin, así es como nuestros gobernantes se preocupan de la salud de los ciudadanos, facilitando que la gente siga enganchada al tabaco y que incluso aumente el número de adictos, aunque diciendo lo contrario, sin tener en cuenta la carga que supone para la Sanidad Pública y que implica la condena a una muerte segura de miles de ciudadanos; y todo ello, presumiblemente, para favorecer intereses privados.

septiembre 13

El travestismo del consumo del tabaco. Que no te engañen, el vapeo salva vidas

El 31 de enero de 2018 fumé mi último cigarrillo. La presión de mi familia terminó de convencerme para dejar este pernicioso hábito que, como muchos fumadores, había intentado dejar sin éxito en ocasiones anteriores. El 1 de febrero, obviamente, me levanté con unas ganas locas de fumar y decidí ir a una tienda de vapeo, pues veía que sin una ayuda de ese tipo, mi nuevo intento de dejar el tabaco estaría condenado, otra vez, al fracaso.

Desde entonces no he vuelto a fumar, llevo ya más de año y medio sin probar un cigarro y, lo mejor de todo, sin apenas echarlo de menos. Ahora puedo disfrutar de todas las ventajas de haber dejado el tabaco, al igual que miles de españoles que gracias a los vapeadores lo han conseguido. Desde luego, al día de hoy se me antoja como prácticamente imposible volver a coger un cigarrillo.

Hacía tiempo que tenía ganas de escribir algo sobre el vapeo, especialmente desde la perspectiva jurídica, dados los ataques que desde los órganos legislativos españoles se están lanzando contra el método que se ha revelado como el más eficaz para dejar de fumar. No en vano, en el Reino Unido las autoridades sanitarias recomiendan el vapeo como alternativa al tabaco, sosteniendo, en uno de los pocos estudios rigurosos que se han hecho al respecto, que es un 95% menos dañino que el tabaco. Incluso el propio parlamento británico se muestra a su favor instando a las autoridades a revisar la regulación sobre las restricciones para el uso de estos dispositivos en espacios públicos.

El indecente evento celebrado el pasado 3 de septiembre, con el engañoso título de “Reducción de daños en tabaco: mentiras, verdades y estrategias“, auspiciado por el Ministerio de Sanidad y patrocinado por vete a saber quién, ha sido lo que me ha llevado a dejar de seguir postergando mi inquietud de escribir sobre el vapeo, pues la amenaza que se cierne sobre este sistema para abandonar el tabaco es cada vez más evidente y es preciso actuar antes de que sea demasiado tarde. Espero poder tener tiempo en otros artículos para abordar esta temática desde una perspectiva más jurídica, pero ahora toca denunciar la campaña de desinformación que está llevando a cabo nuestro gobierno.

En dicho evento propagandístico, que por momentos parecía organizado por la misma industria tabaquera y donde se negó la participación de personas vinculadas con el vapeo, la Ministra de Sanidad, máxima responsable de la salud de los españoles, se refirió, con poca fortuna, al vapeo como el “nuevo travestismo del consumo del tabaco”, para promocionar la campaña gubernamental de comunicación en su contra que se lanzó seguidamente y anunciar medidas legales represivas bajo el eufemismo de que ese travestismo requiere “una actualización de la normativa que dé respuesta” al mismo.

Es realmente bochornoso que la persona que se sitúa como la principal responsable de la salud de los españoles se refiera al vapeo como un “travestismo del consumo del tabaco”. Ello evidencia que esta señora, en el mejor de los casos, no tiene ni idea de lo que habla y que, en cualquier caso, desprecia por completo la salud de los españoles y a los que aspiran a dejar de ser esclavos de la industria tabaquera, dejando fuera cuestiones de orientación sexual sobre el travestismo que no vienen ahora a cuento.

La propaganda gubernamental, financiada con nuestros impuestos, equipara de una forma vergonzante diversas formas de consumo de tabaco como los cigarrillos, los calentadores de tabaco y las pipas de agua (que sí tienen tabaco), con el vapeo (que no contiene tabaco) como han denunciado entre otros muchos Julio Ruades (el mono vapeador).

Todo ello ha llevado a ANESVAP (Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales) a convocar una manifestación prevista para el próximo lunes 16 de septiembre a las 11:30 frente al Ministerio de Sanidad en Madrid (Paseo del Prado, 18), para denunciar la “demonización sistemática” que sufre el vapeo y “reclamar que se nos escuche y termine la campaña de desinformación sobre el vapeo”, a la que se están sumando muchas otras organizaciones, empresas y personas relacionadas con el sector.

El próximo lunes, por tanto, toca arrimar el hombro y estar presente en esta manifestación, para ver si podemos enseñar a nuestros políticos y gobernantes, especialmente a la actual Ministra de Sanidad, algo de educación y respeto por la salud de los ciudadanos.

Finalmente, os dejo con una canción que resume la situación de una forma más amena, pero sin perder un ápice de rigor.

#StopCensura #ElTabacoAtaYTeMata #VapearSalvaVidas #elvapeosalvavidas #quenoteengañen #NoALaDesinformacion