oct 27

Implicaciones de Bitcoin sobre instituciones jurídicas. El derecho de propiedad

Tags: , , ,

  No cabe duda de que Internet ha supuesto un cambio radical en la forma de comunicarnos y relacionarnos. Para una comunicación eficiente, tanto dentro como fuera de Internet, debemos contar con mecanismos para identificar correctamente a las partes de la comunicación. Esta necesidad da lugar a los signos distintivos que la cubren o satisfacen, tales como nombres y apellidos, razones sociales, marcas… Internet dio lugar al surgimiento de un nuevo signo distintivo, particularmente relevante para algunos servicios como la World Wide Web o el correo electrónico: Los nombres de dominio1.

  Cuando Mills, Postel y Mockapetris dieron origen al sistema de nombres de dominio2 lo hicieron con el propósito de recordar más fácilmente los servidores conectados a Internet, usando nombres en vez de las numéricas direcciones IP. Desde luego, no estaba en su mente la creación de una nueva institución en materia identificativa.

  Al abordar Bitcoin desde una perspectiva jurídica, a menudo nos centramos en cómo las regulaciones estatales afectan o pueden afectar a Bitcoin, y se deja un poco de lado las modificaciones que Bitcoin puede llegar a introducir en las actuales estructuras e instituciones jurídicas. Al igual que el sistema de nombres de dominio creó una nueva institución en materia identificativa, Bitcoin está llamado también a introducir cambios en nuestras instituciones jurídicas y ello al margen de que Satoshi tuviera o no en mente esos cambios. Probablemente, uno de los principales efectos de Bitcoin en materia institucional se refiere a la delimitación y protección del derecho de propiedad. Otras instituciones que pueden verse afectadas y que intentaré tratar en trabajos posteriores son la libertad de empresa (o más bien la falta de ella), así como la protección de los “activos” asociados a Bitcoin desde la configuración actual de nuestro sistema normativo.

  La primera vez que oí hablar de la posibilidad de que el concepto actual de propiedad se viera afectado por Bitcoin fue en una cena con Manuel Polavieja3 a principios del año 2020, cuando empezaba la pandemia y poco antes del confinamiento. Debo reconocer que entonces no entendí muy bien a qué se refería, pero si lo decía Manuel era algo digno de estudiarse. Posteriormente, Álvaro D. María confirmó ese planteamiento con su libro “La filosofía de Bitcoin”4, donde se sostiene que, de los cambios que introduce Bitcoin, “sin duda alguna uno de los de mayor transcendencia es el hecho de redefinir el concepto de propiedad privada haciéndolo depender del conocimiento.

  Ciertamente, Bitcoin implica la aparición, probablemente por primera vez en la Historia, de lo que Hobbes denominaba absoluta propiedad, lo cual, en palabras de Álvaro D. María, “abre la puerta a nuevas formas políticas5, hasta el punto que incluso podría implicar, siguiendo a Hobbes, la propia desaparición del Estado. Ya veremos en el futuro los cambios de carácter político que podría implicar Bitcoin y que seguramente serán tratados por Álvaro en su próximo libro6.

  Sobre el derecho de propiedad y la propiedad privada existen bibliotecas enteras escritas y no vamos a pretender desgranar en este artículo todas las aristas y recovecos que esta institución ha planteado a lo largo de la Historia. Me centraré tan solo en algunos aspectos.

  Aunque hoy en día la gente tiene una cierta concepción intuitiva del derecho de propiedad, lo cierto es que, desde siempre, ha sido una institución que, en mayor o menor grado a lo largo del tiempo y según la “cosa” susceptible de ser apropiada, ha dependido de terceros. En primer lugar, para su definición o delimitación (el contenido o facultades que implica el derecho), y en segundo lugar, para su protección. Actualmente, ese tercero es el Estado, que establece por Ley las limitaciones a las que está sometido7 y que, con su monopolio de la violencia8, es el único legitimado para defenderlo o, al menos, establecer los criterios y parámetros de su defensa legítima. Lo cierto, por lo demás, es que al día de hoy este derecho de propiedad privada está en una profunda crisis9, y en la mayoría de las ocasiones, en vez de propietarios, como indica el profesor Bastos10, no somos más que unos meros usufructuarios11.

  A la hora de remontarnos en la Historia para encontrar las líneas definitorias de este derecho o institución, hay quienes sostienen que la Biblia Hebrea ya contiene previsiones sobre el derecho de propiedad, como el mandamiento de “no robarás”12, si bien el actual Papa Francisco pone énfasis en la función social de la propiedad, en referencia a la tierra, hasta el punto de considerar que “Dios niega toda pretensión de propiedad absoluta13. Desde esta perspectiva, Bitcoin podría ser susceptible de considerarse como un invento del diablo, pues se revela como lo más parecido a la propiedad absoluta que el hombre ha podido aspirar en toda su Historia, aunque no es fruto de la tierra sino del intelecto humano.

  Ubicándonos en el Derecho Romano, veo trabajos que parecen dar a entender que ya en esa época había una concepción jurídica de la propiedad análoga a la actual, pero lo cierto es que la cuestión es algo más compleja. Como comenta el catedrático de Derecho Romano D. Manuel Jesús García Garrido14, en su manual de “Derecho privado romano”, para estudiar el régimen jurídico romano de la propiedad, es imprescindible examinarlo desde la perspectiva de situaciones concretas de hecho. No en vano, en relación con los términos que pueden hacer referencia a este derecho, “dominium” y “propietas”, resulta que el primero no aparece en la jurisprudencia hasta finales de la República y el segundo, como señala Álvaro d’Ors, “es un término de origen vulgar que fue utilizado por la jurisprudencia para designar la “nuda propiedad” o propiedad sin el usufructo”.

  En el derecho patrio, las Partidas de Alfonso X el Sabio (1250 d. C.) definen al derecho de propiedad como Señorío que es poder que ome ha en su cosa de fazer della, e en ella lo que quisiere: segun Dios, e segun fuero15, por lo que ya entonces había una limitación del derecho de propiedad prácticamente en el mismo sentido que actualmente, sustitúyase “Dios” por “función social” y “fuero” por “leyes” y vemos que la conceptuación jurídica del derecho es muy similar.

  Hay autores que consideran que “el contenido conceptual del derecho de propiedad como el derecho más absoluto de disponer de las cosas se construye en los códigos modernos a partir de la evolución de la propiedad en el régimen feudal” y que este derecho no se opone “a las facultades reguladoras del Estado.”16 El desarrollo conceptual del derecho de propiedad, como derecho del individuo, por tanto, no se produce hasta fechas recientes, pero lo cierto es que dicho derecho, como hemos indicado, en mayor o menor grado, ha tenido una fuerte dependencia de terceros, tanto para su delimitación, por parte de los estados en la actualidad, como para su protección, hasta el punto de que el propio Estado siempre podía decretar su confiscación de manera efectiva y no son escasos los ejemplos de limitaciones sobre las facultades de disposición de la propiedad17. Como indica Álvaro d’Ors, la relatividad y modificabilidad son características de la institución de la propiedad18.

  La época actual, como hemos destacado, da la impresión de haber supuesto un retroceso de la concepción del derecho de propiedad que comenzó a fraguarse con el individualismo protestante y los códigos modernos, hasta el punto de convertirse en una mera ilusión. No en vano, el Foro Económico Mundial predice para 2030 que “no poseerás nada y serás féliz”19. Y este retroceso de las facultades que implica la propiedad es particularmente relevante en lo que concierne al dinero, pues como denota el popular Jimmy Song20:

La confusión en torno a la propiedad se implanta sigilosamente sin que seamos conscientes de ello. Por ejemplo, la banca introduce un sutil socavamiento de los derechos de propiedad a través de la custodia. Si usted tiene un saldo en un banco, el dinero no es realmente suyo. Por supuesto, puede usar el dinero con el permiso del banco. ¿Pero si al banco no le gusta tu transacción? No puede usar su dinero. ¿Si el gobierno dice que el dinero se obtuvo ilegalmente? No puede usar su dinero. ¿Si el Congreso aprueba legislación para recortar todos los saldos bancarios? Usted no tendrá el dinero.”

  Pero Bitcoin cambia por completo la situación, ni la delimitación del derecho, ni su protección dependen de terceros concretos, como podría ser el estado o mercenarios profesionales, lo cual es algo que cabe calificar de revolucionario21. Álvaro D. María en el ya citado libro nos indica que Bitcoin permite la inconfiscabilidad… acumular riqueza sin que nadie más en el mundo pueda quitárnosla… sin necesitar a los Estados,.. leyes ni intermediarios…de forma queevitas la posibilidad de la censura o de cualquier limitación a tu propiedad”.

  Así, en cuanto a la delimitación del contenido del derecho a la propiedad de los bitcoins que cada uno posee, esta se encuentra fijada en la dura piedra de su código informático y ningún particular, empresa, estado o institución es capaz de cambiar sus reglas de funcionamiento, tan sólo pueden inducir a estériles bifurcaciones, como puso de manifiesto la guerra del tamaño de bloques22. Una de las claves para no depender de terceros en cuanto a sus reglas de funcionamiento radica en su carácter fuertemente descentralizado23. Hay quienes dicen que constituye una democratización del dinero, pero la democracia es un término tan manoseado que empieza a no decir nada. Además, Bitcoin no es que democratice el dinero, en el sentido de que la mayoría impone su criterio, sino que está descentralizado, por lo que cada nodo conectado decide las reglas que sigue, sean o no compartidas por la mayoría. Lo lógico es que las reglas adoptadas por la mayoría acaben siendo la opción mayoritaria, pero eso no descarta, a diferencia de un sistema “democrático” de adopción de decisiones, que sigan existiendo otras, como prueba la supervivencia, por el momento, de algunas de las muchas bifurcaciones que ha sufrido Bitcoin. Como se destaca en “21 Lessons What I’ve Learned from Falling Down the Bitcoin Rabbit Hole”24: “dos aspectos de Bitcoin son absolutamente esenciales: la descentralización y la inmutabilidad”.

  Además, Bitcoin es incensurable, pues como se indica en el libro en construcción “21 Ways To Look At Bitcoin”25, en el capítulo titulado “Dinero mágico de internet”26, no hay límite para la forma que pueda tener su bitcoin: texto, códigos QR, imágenes, sonido, obras de arte, emojis: el único factor limitante es nuestra imaginación (más sobre eso en el Capítulo 17). Ya sea que estemos hablando de almacenamiento o de transmisión de transacciones, Bitcoin puede transformarse en cualquier cosa que necesite ser. Esta propiedad mágica es, en parte, lo que hace que Bitcoin sea tan resistente a la censura. Las transacciones de Bitcoin se pueden codificar en casi cualquier cosa y, por supuesto, se pueden enviar a través de canales de comunicación encriptados de extremo a extremo, lo que los hace completamente irreconocibles. ¿Cómo puedes censurar algo si no sabes lo que estás viendo?27

  En cuanto a la protección, Alvaro D. María pone énfasis en que con Bitcoin nos encontramos ante una propiedad basada en el conocimiento, cuando indica que “Muchos son los cambios que introduce Bitcoin, aunque sin duda alguna uno de los de mayor transcendencia es el hecho de redefinir el concepto de propiedad privada haciéndolo depender del conocimiento.” 12, 13, 24 ó 25 palabras memorizadas es todo lo que un bitcoiner necesita para llevarse consigo sus preciados bitcoins donde quiera que vaya. En la actualidad, la protección de la mayoría de las propiedades requiere la participación de terceros, ya sean mercenarios o estados con todo su entramado policial, judicial y penitenciario, que ejerzan en su caso la violencia necesaria para proteger la propiedad, y que en el ámbito cibernético ofrece un escasísimo porcentaje de éxito28. Con bitcoin no necesitamos ni de matones ni de complejos, caros y corruptibles entramados estatales para proteger nuestra propiedad; eso es ciertamente revolucionario y supone, siguiendo las tesis de “El individuo soberano”, que la violencia no ofrece retornos interesantes cuando hablamos de Bitcoin. Todo ello implica también otra característica a menudo destacada, su inconfiscabilidad. De entrada, la única manera de que despojen a cualquier de sus bitcoins es conociendo el secreto de su semilla (las palabras), algo que, ciertamente, aunque con algunos matices (no vamos a entrar en el terreno de las multifirmas o programación de condiciones de gasto), podría acabar consiguiéndose mediante coacciones, pero de una forma, desde luego, mucho más costosa que en relación con otras formas de propiedad, como el oro, inmuebles y no digamos ya saldos en cuentas bancarias, de forma que se desincentiva el uso de la violencia. Por otro lado, si el usuario de Bitcoin ha hecho bien sus deberes, su carácter pseudónimo permite al dueño de los bitcoins poder permanecer en el anonimato29, y nadie puede quitarte, ni siquiera intentarlo, lo que no sabe que tienes.

  Por tanto, el diseño de Bitcoin hace imposible que los actores públicos y privados tomen el control de los bitcoins de otra persona, a diferencia de la mayoría de cosas actuales susceptibles de apropiación.

  En definitiva, Bitcoin nos abre las puertas a la posibilidad de contar con una verdadera propiedad privada, donde ni su definición ni su protección dependen de terceros. Absoluta propiedad, inédita en la Historia del hombre, cuyas consecuencias resultan difíciles de imaginar. Por primera vez, bitcoin nos ofrece una opción de propiedad que no depende de una autoridad local o sistema legal para protegerla, está protegido por los incentivos naturales de quienes participan en la red 30.

1 Para un estudio detallado de las implicaciones jurídicas de los nombres de dominio se puede consultar el libro “El derecho al nombre de dominio”: https://www.maestreabogados.com/el-derecho-al-nombre-de-dominio/

6 “Micrópolis. Más allá del Leviatán”. https://libros.com/crowdfunding/micropolis-mas-alla-del-leviatan/

7 El actual Art. 348 de nuestro Código Civil establece que:La propiedad es el derecho de gozar y disponer de una cosa o de un animal, sin más limitaciones que las establecidas en las leyes. El propietario tiene acción contra el tenedor y el poseedor de la cosa o del animal para reivindicarlo.”
https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1889-4763&p=20220906&tn=1#art348

Y la Constitución establece en el art. 33 que el contenido de este derecho estará delimitado por su función social: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1978-31229&p=20110927&tn=1#a33

8 Para comprender la importancia de este monopolio y cómo en la actualidad el Estado está perdiendo parte del mismo, nada mejor que la lectura del libro “El individuo soberano” de reciente traducción al español. https://www.bubok.es/libros/270858/El-Individuo-Soberano-Una-guia-para-dominar-la-transicion-hacia-la-era-de-la-informacion En este libro puden encontrarse predicciones como las siguientes:

Después del cambio de milenio, gran parte del comercio mundial migrará a la nueva esfera del ciberespacio, una región donde los gobiernos no tendrán más dominio que el que ejercen sobre el fondo del mar o los planetas exteriores. En el ciberespacio se desvanecerán las amenazas de violencia física, que han sido el alfa y el omega de la política desde tiempos inmemoriales. En el ciberespacio, los sumisos y los poderosos se encontrarán en igualdad de condiciones. El ciberespacio es la máxima jurisdicción fuera de tierra firme…

la inflación como opción de ingresos será en gran medida eliminada gracias a la aparición del ciberdinero”, que “controlado por los mercados privados reemplazará al dinero autorizado y emitido por los gobiernos.”

9 Una revolución silenciosa (i): la propiedad privada. José María Rodríguez de Santiago. https://almacendederecho.org/una-revolucion-silenciosa-i-la-propiedad-privada

11 https://twitter.com/mvidallopez/status/1582777153070174208 el gran Bastos sostiene que hoy día la propiedad prácticamente no existe: el Estado nos ha convertido en el mejor de los casos en meros usufructuarios.”
https://juandemariana.org/ijm-actualidad/analisis-diario/bitcoin-estado-y-propiedad/ Bitcoin, Estado y Propiedad. Manuel Polavieja.

14 https://es.wikipedia.org/wiki/Manuel_Jes%C3%BAs_Garc%C3%ADa_Garrido
En el mismo sentido “LA PROPIEDAD EN EL DERECHO ROMANO: ORIGEN Y DESARROLLO”. Iván Pedre López: https://gredos.usal.es/bitstream/handle/10366/136867/TFG_PedreL%C3%B3pezI.pdf que pone de manifiesto que gran parte de las definiciones de propiedad que se atribuyen a los juristas romanos es absolutamente errónea.
Igualmente en el mismo sentido: “Evolución histórica del concepto de propiedad” Eduardo Cordero Quinzacara y Eduardo Aldunate Lizana. https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0716-54552008000100013 donde se indica que: En Roma no se conoció una definición de propiedad como la contenida en el Código francés o en el Código Civil chileno; ni siquiera, una definición como la de Bartolo”.

15 “Orígenes del Derecho de propiedad en Roma: Mancipium – Nexus”. Guillermo Suárez Blázquez. https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5329292.pdf
Para Locke, la propiedad también está supeditada a la voluntad divina: “La propiedad privada sólo se considerará legítima si se obtiene mediante el trabajo entendido como una actividad productiva y generadora de valor acorde con los propósitos de Dios.” http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-46882012000100006

16 “Evolución histórica del concepto de propiedad” Eduardo Cordero Quinzacara y Eduardo Aldunate Lizana. https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0716-54552008000100013

17 Como pone de manifiesto el libro “4000 años De Controles De Precios y Salarios”. Robert L. Schuettinger. https://www.amazon.es/4000-a%C3%B1os-Controles-Precios-Salarios/dp/8472097927/

18 “La posesión del Espacio”. Ed. Civitas. https://www.thomsonreuters.es/es/tienda/ebook—proview/la-posesion-del-espacio-e-book/p/10008699
Toda esta realidad nos da una idea de la relatividad y modificabilidad de esa preferencia posesoria que llamaremos «propiedad».”

19 8 predicciones para el mundo en 2030: https://www.youtube.com/watch?v=ZzdCTyMWQBs

20 Bitcoin Songsheet: Private Property And Covenants. Jimmy Song. 2 de mayo de 2022 (traducción propia). https://bitcoinmagazine.com/culture/bitcoin-songsheet-private-property

21 Jimmy Song comenta en el artículo ya citado que La razón por la que Bitcoin es revolucionario es porque es una propiedad que realmente se posee. Es muy difícil de confiscar, a diferencia de otras formas de propiedad. La propiedad absoluta del valor que tenemos en Bitcoin no tiene precedentes y es motivo de gran esperanza, particularmente a medida que proliferan la inflación y la confiscación en el mundo fiduciario.”

22 “The Blocksize War: The battle over who controls Bitcoin’s protocol rules”. https://www.amazon.es/Blocksize-War-controls-Bitcoins-protocol/dp/B08YQMC2WM/

23 Jimmy Song indica en el citado artículo que: El menoscabo los derechos de propiedad es una de las consecuencias de la centralización, que claramente tienen las altcoins y el dinero fiat” y mientras “Bitcoin otorga verdaderos derechos de propiedad… las altcoins y el dinero fiat sólo dan la ilusión de derechos de propiedad… la ilusión es poderosa y engaña a muchos.”

24 https://21lessons.com/. Libro con traducción al español disponible en https://21lessons.com/translations

26 Traducción al español por el usuario Drizzt do’Urden: https://estudiobitcoin.com/dinero-magico-de-internet/

27 https://estudiobitcoin.com/dinero-magico-de-internet/ Dinero mágico de internet. Traducción del original Magic Internet Money del usuario Gigi traducido por Drizzt do’Urden. Ilustrado con el cuadro ‘TORCHED H34R7S’ de Coin Artist, un puzzle que escondía 4,87 bitcoin a plena vista.

28 En el Informe sobre la Cibercriminalidad en España para el año 2021 https://www.interior.gob.es/opencms/pdf/prensa/balances-e-informes/2021/Informe-Cibercriminalidad-2021.pdf se indica que de un total de 305.477 hechos conocidos, entran en la categoría de “esclarecidos” 46.141 (15,9%), pero los casos con detenciones o investigados sólo ascienden a 13.801 (4,3%). Si ello añadimos que, según el teniente coronel Juan Rodríguez de Sotomayor, entre un 30% y 50% de los hechos delictivos no se llegan a denunciar (https://www.elmundo.es/espana/2019/09/21/5d850dc421efa0f3018b4696.html), el porcentaje de impunidad en este tipo de delitos supera el 95%.

29 “Por qué privacidad”. https://medium.com/@p.holdulbrich1/por-qu%C3%A9-privacidad-836a89eb31b Traducción realizada a un extracto de la wiki de Bitcoin por el usuario @P_Hold.

30 Bitcoin’s Private Property Rights. Dylan LeClair And Sam Rule. 28 de septiembre de 2021. https://www.nasdaq.com/articles/bitcoins-private-property-rights-2021-09-28

Otra bibliografía y fuentes consultadas no citada en las notas:

https://www.linkedin.com/pulse/la-propiedad-privada-adolfo-contreras-ruizdealda/ La propiedad privada. Adolfo Contreras. 16 de septiembre de 2019

https://www.youtube.com/watch?v=65E5RW4G8I8 Conferencia de Eduardo Blasco sobre el origen del concepto de propiedad privada. 9/3/2021.

https://www.laguia2000.com/el-mundo/la-propiedad-privada.

https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0716-54552008000100013 Evolución histórica del concepto de propiedad. Revista de estudios histórico-jurídicos versión impresa ISSN 0716-5455. Rev. estud. hist.-juríd. n.30 Valparaíso 2008 Eduardo Cordero Quinzacara Eduardo Aldunate Lizana. Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Chile.

https://www.plazapublica.com.gt/content/la-propiedad-privada-el-gran-engano-de-la-historia La propiedad Privada no es algo consustancial al hombre. No es derecho natural.

https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5310620.pdf John Locke y la educación para la propiedad. JULIANA UDI. Universidad Nacional de Quilmes. Universidad de Buenos Aires. 2013.

https://www.uaeh.edu.mx/docencia/P_Presentaciones/huejutla/derecho/derecho%20civil%202/la_propiedad.pdf Lic. Esteban Flores Espitia

https://gredos.usal.es/bitstream/handle/10366/136867/TFG_PedreL%C3%B3pezI.pdf LA PROPIEDAD EN EL DERECHO ROMANO: ORIGEN Y DESARROLLO. Iván Pedre López

https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5329292.pdf Orígenes del Derecho de propiedad en Roma: Mancipium – Nexus. Guillermo Suárez Blázquez.

https://www.youtube.com/watch?v=ytPNCvRjaXg El derecho de propiedad que da Bitcoin. Michael Saylor.

No comments yet.

Leave a Comment

reset all fields